Llevamos 3,49%

3,49% | 11.037.699 de 350.000.000 CLP | Actualización 24-1-2022 19:40 hrs.
Haz una donación

CRECER PARA SALVAR MÁS VIDAS

“La casa es chica pero el corazón es grande” -hemos dicho en cada uno de los últimos rescates que hemos realizado. Pero llegamos al punto que en esta casa no cabe una vida más.

La situación de los animales es grave. Miles están encerrados, siendo maltratados o abandonados. Miles no lograrán escapar de terminar en el matadero. Sin embargo, hay muchas vidas que sí pueden ser salvadas! pero las limitaciones de espacio que tenemos hoy nos impiden ayudar. No es justo. El santuario necesita crecer para seguir salvando vidas y dar cobijo, protección y hogar a cada sobreviviente.

Hoy habitan en Santuario Igualdad más de 80 corazones rescatados en un espacio de tan solo 0,5 hectárea. Por esto, con mucha fuerza y esperanza, emprendemos el desafío de construir el camino para llegar a un terreno cercano a 10 hectáreas. Un lugar para construir el centro de rescate, protección y educación que este rincón del mundo necesita.

Hay muchos animales esperando ser rescatados, para los que el Santuario Igualdad es su única esperanza. Te invitamos a ser parte de esta lucha y poner tu granito de arena. Los animales nos necesitan.

Marisol de la Reguera & Ariel Maluenda
Fundadores Santuario igualdad

Construyamos el santuario que los animales necesitan

Haz una donación

RESCATAR, CUIDAR Y DEFENDER

Cada vez que un animal de granja encuentra su libertad escapando, cayendo, sobreviviendo al abandono o siendo rescatado, hay un gran desafío: buscar un lugar donde pueda vivir, donde lo cuiden adecuadamente, y donde no lo vayan a matar o explotar. Vivimos en un ecosistema sometido a la voluntad humana, donde decidimos que hay animales a los que proteger, y otros que hay que exterminar. Unos que son parte de la familia, y otros que es aceptable matar y comer sus cuerpos.

Por eso el Santuario Igualdad es tan importante. Es muy visible el trabajo de rescate y de concientización, sin embargo nuestro esfuerzo más grande está puesto en ser un lugar donde se protege de por vida a cada uno de los animales que llega. No es solo cuidarlos de un mundo hostil, sino darles de comer, mantener sus ambientes limpios, darles agua, cuidar de que tengan sombra y lugares secos en invierno. Hay rescatados que necesitan cuidados aún más intensos, aquellos que tienen necesidades especiales y necesitan subir a sus carritos para caminar, cuidados paliativos y una constante supervisión de sus dolencias.

Ese es el trabajo que llevamos haciendo por años. Rescatar, cuidar y proteger. Y es el trabajo que vamos a seguir haciendo en el futuro. Es nuestra misión de vida, donde convergen nuestras historias y talentos. El Santuario Igualdad tiene muchos éxitos, logros, innovaciones en la forma de trabajar y de inspirar; Pero esas cosas no son importantes. Como equipo, hemos hecho enormes sacrificios y superado enormes dificultades; pero eso tampoco es importante. Lo importante, es que un pollito que iba a ser asfixiado haya sido salvado y encontrado refugio para siempre. Lo importante es que un ternero bebé, que iban a matar, haya encontrado un hogar donde es querido y cuidado los 365.25 días del año. Lo importante es que los cerditos que cayeron de un camión al matadero, están seguros y haciendo travesuras, mientras inspiran corazones humanos para ser mejores con los animales. Eso es lo importante, y es allí donde está el espíritu de lo que es la Fundación Santuario Igualdad y de lo que significa. Esto es lo que somos y lo que hacemos.

ENTREGAR ESPERANZA

“Ni toda la oscuridad del mundo, puede apagar la luz de una sola vela” -Así comienza el documental que nos inspiró a dedicarnos a salvar vidas y crear el Santuario Igualdad. Se refiere a que ante la crueldad y el sufrimiento de los animales, hay esperanza. Y que a veces tiene dos patitas, pico y plumas. Otras tiene cuatro patas, manchas negras y blancas, y unos ojitos redondos que brillan con fuerza. Algunas veces tiene una gran nariz rosada que ama el barro, y otras una cabecita peluda, pezuñas y pelito de lana. Cada vida salvada del maltrato, abandono y la muerte, cada vida rescatada de terminar en un matadero, es una pequeña llama que ilumina con fuerza y nos promete un futuro mejor.

Nosotros lo sabemos muy bien. Desde hace diez años hemos sido el hogar definitivo de muchas vidas que han tocado el corazón de la gente. Haciendo un trabajo constante de rescate, cuidado y protección de animales de granja víctimas de maltrato, crueldad y abandono. Al mismo tiempo, hemos puesto toda nuestra mente y corazón al servicio de contar sus conmovedoras historias de vida y revelar los secretos de su maravilloso mundo emocional. A través de fotos, videos y relatos, las historias de los rescatados han dado la vuelta al mundo e inspirado a muchísimas personas a ser más compasivas y amables con los animales. Pusimos nuestra fuerza en encontrar la forma de amplificar la luz de la esperanza que trae en su alma cada rescatado, y hemos sido capaces de transmitir esa esperanza a millones de personas a lo largo de los años. 

Los últimos rescatados, Dharma y Newton, son dos cerditos que cayeron de un camión camino al matadero, y que los testigos protegieron para cambiar su destino. Llegaron al Santuario y mientas los cuidamos cada día, hemos mostrado todo lo que el amor los ha transformado, cómo han vuelto a vivir, y cuán diferentes son del prejuicio que se tiene de ellos. Dharma y Newton son dos lucecitas que toda la oscuridad del mundo no pudo apagar. 

Pero habrá más cerditos, vacas, cabras, ovejas y pollitos, con una luz fuerte, única y hermosa en su alma y la fortuna de haber logrado escapar de su prisión o condena. Pero esta vez no habrá un final feliz. Porque nosotros ya no podremos protegerlos, ni podremos contar sus historias de vida, ni mostrarle al mundo todo lo que tienen para enseñarnos. No podíamos recibir a Dharma y Newton, ni a la cerdita Susie, ni a la vaquita Alba -que juntas han iluminado tantos corazones- y sin embargo lo hicimos, porque no podíamos permitir que se apagaran en la oscuridad. El espacio físico del terreno donde estamos se nos ha hecho tan pequeño, que no nos permite alojar un habitante más.

No podemos permitir que la próxima vez que una vida preciosa necesite nuestra ayuda por haber sido abandonada, logrado escapar del matadero o haya tenido la suerte de ser rescatada del lugar donde es prisionera, tenga que volver a la oscuridad porque simplemente no cabe en nuestro terreno. No es justo. Tenemos la experiencia, la convicción, el corazón y la fuerza para cuidar, rescatar y proteger muchísimas más vidas, pero el lugar donde estamos llegó a su límite de capacidad hace ya tiempo atrás.

Con la ayuda de quienes han visto al Santuario Igualdad irradiar esperanza a lo largo de los años, queremos conseguir un terreno más grande, que pueda responder a las necesidades de los habitantes y de los animales que necesitan con tanta urgencia ser rescatados. Queremos construir ese lugar que buscaba Victoria -una cabra de un año de vida- cuando se lanzó a correr por la carretera luego de haber escapado de una feria ilegal de animales. Queremos ser el lugar donde soñaban caer Dharma y Newton cuando saltaron del camión camino al matadero. Queremos ser el lugar con el que la mamá del torito Salvador o la de la vaquita Alba, soñaron que estaban sus hijos en su última noche en este mundo. Queremos ser el santuario que los animales merecen y poder seguir salvando muchísimas más vidas. Ellas traerán la luz que este mundo necesita.

Desde lo más profundo del corazón, te invitamos a ser parte de este esfuerzo por seguir llenando el mundo de esperanza para los animales. Ayúdanos a construir el santuario que los animales merecen. Este lugar será nuestro legado, nuestro granito de arena para construir un futuro en donde la sociedad humana entera, le declare la paz a los animales con los que compartimos el planeta.

LA NUEVA ETAPA DE SANTUARIO IGUALDAD

Todo lo logrado en estos años, todas las vidas salvadas y las historias contadas, será el piso desde donde se construye esta nueva etapa del santuario. En el nuevo terreno, muchas vidas que no están pudiendo ser salvadas ahora, encontrarán un hogar, los cuidados necesarios y sus historias de vida serán conocidas. El santuario será más grande, más hermoso y podrá seguir cumpliendo su misión de inspirar, de proteger, y de producir cambios en las personas. Las personas somos la clave, somos quienes tomamos las decisiones día a día y quienes podemos mejorar, cambiar, y hacer del mundo un lugar más acogedor y pacífico para todos los que habitamos en él, en especial para los que miran bajo el yugo de la explotación; las praderas verdes, los árboles, la vida y la libertad.

Así que con el corazón lleno de esperanza, el alma llena de sueños y la mente llena de experiencia y aprendizajes, iniciamos esta nueva cruzada. No será fácil -lo sabemos- pero esperamos de todo corazón que ustedes puedan ser parte de este enorme esfuerzo, y que sueñen junto a nosotros todo lo bueno que la Fundación Santuario Igualdad tiene aún por entregar al mundo.

¡CONTAMOS CONTIGO!

Contigo somos más fuertes, porque el poder del santuario para ayudar a los animales crece. Que nunca te parezca que tu aporte no hace una diferencia. Porque sólo con aportes de personas como tú, unidos por un mismo sueño, el santuario se pudo hacer realidad y hasta el día de hoy, dado hogar, protección y cuidados a más de 100 sobrevivientes.

Haz una donación

“Para cada animal, una vida plena. Para la humanidad, un corazón compasivo para respetarla”