Loading...
Matías 2019-01-15T01:24:01+00:00

Project Description

UN COMIENZO DIFÍCIL

Matías nació de un parto de mellizos, pero a diferencia de su hermano, él nunca pudo ponerse de pie. De hecho, en las fotos que nos enviaron, Matías yacía acostado con la cabeza pegada a la tierra, lo que nos tenía muy preocupados porque incluso los bebés con necesidades que han tenido más problemas, lograban acostarse de forma correcta.

El mismo día que nos enteramos de su historia lo fuimos a buscar, con el corazón apretado y con miedo de que partiera antes de que pudiéramos ayudarlo. Matías fue fuerte y sobrevivió hasta nuestra llegada. Al tomarlo en brazos por primera vez, pudimos apreciar la magnitud de sus problemas, y lo inocente y bello de su personalidad. Llegamos en la madrugada del día siguiente, cansados, y con un bebé que necesitaba tanta ayuda, que se convertiría en el centro de nuestras vidas. A través de un breve vídeo, dimos a conocer la condición física de Matías.

Marisol cuenta la historia de Matías

PRIMER OBJETIVO: SOBREVIVIR

La primera meta desde su llegada no era caminar, sino asegurar que sobreviviera. Eso significó realizar exámenes de sangre y heces, hidratarlo, regularizar su alimentación y empezar un tratamiento para una neumonía incipiente. Matías respondió muy bien y rápido a todo! Ya se podía ver que sus ojitos se ponían inquietos al escuchar a su nombre, resplandecían al ver llegar a Marisol con su biberón, y se veían cada vez con más ánimo.

Tan importante como sus tratamientos médicos, el amor de Marisol y Ariel fue fundamental para que Matías no se sintiera solito nunca más.

VAMOS POR MÁS

Con el ánimo fuerte, Matías estaba listo para nuevas conquistas. Ya le habíamos enseñado la postura correcta para acostarse. Matías la aprendió a mantener pero aún no la podía ejecutar por si mismo. Ajustamos la antigua sillita de la ovejita Pam para que el la pudiera usar, y con mucho esfuerzo aprendió a dar pasos. Su evolución fue lenta, pero sostenida. Al cabo de unas semanas, Matías entendió bien cómo funcionaba su sillita de ruedas y su única limitación era la debilidad física que lo afectaba.

Su apetito se había normalizado, y una de las primeras actividades que aprendió hacer en su sillita de ruedas, fue ir a su alfalfa y ramonear durante horas las hojas y puntitas de las flores. Estaba aprendiendo a ser rumiante.

SUEÑOS DE NAVIDAD

En diciembre del año 2018, al igual que el año anterior, hicimos una campaña de navidad, en donde invitamos a todo el mundo a colaborar para ayudar a la recuperación de Matías, Alelí y Pam. Estábamos detenidos en el avance por falta de presupuesto. Felizmente, gracias a la solidaridad de los seguidores del santuario, el 13 de enero del año 2019 logramos llegar a la meta.

En lo que concierne a Matías, la campaña tenía la misión de financiar todo los gastos necesarios para llegar a un diagnóstico y financiar cualquier alternativa quirúrgica posible. De no haber alternativas, los fondos se destinarían a la compra de su sillita de ruedas y órtesis. Matías estaba feliz curioseando en el árbol y saltando con la ayuda de un arnés. 

Bitnami