Loading...
Navidad: Hagamos sus sueños realidad 2018-01-05T21:08:05+00:00

¡Llevamos $6.500.000 de $6.500.000 CLP! (10,833 USD)

100%

Última actualización – 5/1/2018 – 17:22 hrs UTC-3

Go to english site
Elige tu donación

Los bebés con necesidades especiales del santuario están creciendo y necesitan importantes mejoras para poder seguir dándoles una buena calidad de vida!

Con tu ayuda lograremos:

  • Construir una pista de 120 m2 especialmente diseñada para bebés con sillas de ruedas y órtesis. Esta pista no solo hará más fácil su desplazamiento, sino que les permitirá salir los días de invierno y mantener los vendajes de sus patitas siempre secos y limpios.
  • Comprar dos sillas de ruedas de tamaño definitivo, para Olivia y Diego.
  • Financiar exámenes médicos costosos para Pam y Pascal.
  • Financiar un mes de fisioterapia para Pam, Pascal, Alelí, Diego y Olivia.

NUESTROS BEBÉS CON NECESIDADES ESPECIALES

Fue encontrada recién nacida y sin poder pararse en el campo. Desde que llegó al santuario, tanto su cuerpo como su corazón han caminado lentamente hacia la vida. Su corazón sanito rebosa de dulzura y alegría.

La sillita de ruedas de Pam ya no aguanta su peso y necesita pasar al tamaño siguiente. A sus manitos débiles se les hace casi imposible moverse por el terreno de tierra y pasto del santuario. Cuando la llevamos a pasear a la calle que pasa por fuera del Santuario, Pam no puede creer lo fácil y rápido que puede moverse. ¿No sería maravilloso que sintiera eso cada día de su vida? 🙂

La campaña además de considerar la pista especial para sillas de ruedas y órtesis, considera los gastos de exámenes médicos y sesiones de fisioterapia que tenemos pendientes de realizar.

Cuando nació, Diego no podía mover sus patitas traseras, y se arrastraba por el suelo intentando no quedar atrás de su grupo. Cuando llegó al santuario, por primera vez, no tuvo miedo de que lo pisaran o de quedar atrás, pues con su sillita de ruedas se podía mover donde él quería!

Diego, al igual que Olivia, ha crecido mucho y necesita urgentemente una silla de tamaño grande, sin embargo, la silla actual de Diego está en buen estado y pasará a ser la silla de Pam 🙂 . Las patitas delanteras de Diego son lo único que tiene, y caminar sobre el pasto y la tierra le significan muchísimo esfuerzo, por esto, la campaña considera la construcción de una pista especial y una nueva sillita de ruedas para Diego. Una vez que logremos estas metas, Diego no va a poder creer lo rápido y fácil que va a poder moverse! 

Pascal, cuando tenía un mes, fue llevado a una clínica veterinaria para que lo eutanasiaran porque no podía caminar. Sin embargo, el médico es precisamente quien nos ayuda con las esterilizaciones y otros procedimientos de los habitantes, por lo que de inmediato nos contactó por si lo podíamos recibir. Pascal llegó hace solo un par de semanas, pero ya está logrando caminar y abrir su corazón.

Pascal, al igual que Alelí, depende de órtesis y vendajes para poder moverse, sin embargo, cuando hay pozas de agua, orina o barro en el terreno, no puede salir a caminar porque se le humedecen los vendajes, lo que resulta muy peligroso para sus patitas. La pista para necesidades especiales que vamos a construir, permitirá que Pascal nunca se tenga quedar solo en casa y que cada día pueda salir con sus amigos a jugar y recorrer su hogar.

La campaña también contempla la financiación de radiografías y exámenes neurológicos que necesitamos realizar para entender el origen de su problema y de qué forma lo podemos ayudar mejor.

Olivia nació en un campo donde debido al hacinamiento, fue pisada en la columna, lesión que la dejó discapacitada de sus patitas traseras siendo apenas una bebé. Olivia fue también la primera bebé con necesidades especiales que llegó al santuario. Todo lo que sabemos de cuidados especiales lo fuimos aprendiendo junto a ella.

Olivia está pesando más de 40 kilos, lo que hace que cada vez le resulte más difícil moverse. Ya superó hace tiempo el peso máximo que aguanta su sillita de ruedas, y ésta se está deteriorando rápidamente. La campaña considera una nueva silla de ruedas para Olivia, y también la construcción de una pista especial donde moverse no le signifique sobrecargar sus manitos que ya tanto peso tienen que mover.

Alelí nació en una explotación de ovejas con sus manitos deformes, y fue este mismo problema el que abrió el corazón del hijo del dueño para que la trajera al santuario y así pudiera tener una buena vida. Alelí es muy cariñosa, confía plenamente en los humanos y no le gusta estar sola.

Alelí depende de órtesis y vendajes para poder moverse, sin embargo, cuando hay pozas de agua, orina o barro en el terreno, no puede salir a caminar porque se le humedecen los vendajes, lo que resulta muy peligroso para sus manitos. La pista para necesidades especiales que vamos a construir, permitirá que Alelí nunca se tenga quedar sola en su casa y que cada día pueda salir con sus amigos a jugar y recorrer su hogar.

UN LUGAR ESPECIAL PARA ELLOS

El año pasado hicimos una campaña llamada “El Paraíso de Olivia” donde recaudamos fondos para construir la terraza de Olivia, cerrar el terreno contiguo y poner techos de sombra. Luego seguimos adelante y con mucho esfuerzo construimos una casita especial para ella y Diego.

Cuando hicimos esa campaña Olivia era la única bebé con necesidades especiales y usaba una silla de dos ruedas. Sin embargo, cuando empezó a usar una silla de cuatro ruedas se le hacía imposible moverse sobre el pasto y la tierra de su terreno. La sillita de cuatro ruedas es importantísima, pues es la que mejor preserva la salud de sus patitas y articulaciones. Diego y Pam, que también usan sillas de cuatro ruedas, tuvieron la misma dificultad, lo que nos animó a pensar en una solución definitiva, que incluyera además a Pascal y Alelí, quienes a pesar de que no usan sillita también necesitan un terreno seco y liso para moverse con mayor facilidad.

La pista será de hormigón, y tendrá un tratamiento especial para que quede completamente lisa y una leve pendiente para la evacuación de aguas lluvia y orina. Tendrá un tamaño de 120m2, y estará conectada con la casa donde dormirán y con la oficina del santuario, con tal de mantenerlos bajo supervisión todo el tiempo y facilitar el trabajo de alternar periodos de silla y descanso.

DOS SILLITAS DE RUEDAS XL

Cuando compramos la primera sillita de ruedas para Olivia, nos ponía nerviosos la idea de que llegara el día en que tuviéramos que comprar la silla tamaño adulto, pues si bien era la última en su crecimiento, también era la más costosa y con mayores gastos de envíos e impuestos. Hoy llegó ese día y no necesitamos una, sino dos sillas!

Es por eso que su ayuda es tan necesaria e importante. Porque gracias a ustedes hemos podido avanzar en el largo camino de la recuperación de estos pequeños, y gracias a ustedes lograremos dar este importante paso.

Las sillas actuales de Olivia y Pam, servirán a otros bebés que en el futuro las necesiten. La de Diego será heredada por Pam, pero luego también necesitaremos una silla tamaño grande para ella. Todas las sillas son inversiones de largo plazo, pues como nuestra misión es seguir salvando vidas, cambiado historias, cumpliendo sueños y alegrando corazones, siempre habrá quien las necesite!

GASTOS MÉDICOS

Debemos seguir realizando exámenes especiales para Pam y Pascal, con tal de descartar posibles patologías que podrían estar desarrollándose y entender mejor su discapacidad y la forma en que los podemos ayudar.

También necesitamos financiar la venida semanal de la fisiatra, quien nos deja ejercicios para hacerles todos los días y monitorea los avances y retrocesos que hay con las discapacidades de todos los bebés.

Con la campaña podremos financiar estos exámenes y los gastos de fisioterapia de un mes! Por esto, su ayuda es fundamental porque los bebés con necesidades especiales dependen de sus miembros sanos, y si no se tiene el cuidado preventivo necesario la sobreexigencia los deteriora progresivamente.

¡CONTAMOS CONTIGO!

Desde el comienzo del santuario hemos aprendido que muchas personas unidas pueden lograr grandes cosas, y sabemos que lograr mejorar la vida de estos bebés es un sueño que podemos cumplir! Ellos ya conocieron el peor lado de la humanidad al nacer en centros de explotación animal y al ser abandonados.

Ahora debemos demostrarles que ellos también importan, y que en estas fiestas muchos tenemos un lugar especial para ellos en nuestro corazón.

¡Los invitamos a que esta Navidad, juntos hagamos realidad los sueños de Pam, Diego, Olivia, Alelí y Pascal! 🙂

“Para cada animal, una vida plena. Para la humanidad, un corazón compasivo para respetarla”

Go to english site

Haz tu aporte!

Bitnami